Síguenos también en:

Facebook Twitter Canal Youtube
Inicio Staff Médico Cirugía de Obesidad Cirugía Diabetes Cirugía Digestiva Proctologia Otras Especialidades Pre y Pos Operatorio Videos Contacto
Hernias
Introducción »
Tipos de Hernias »
Cirugías de Hernias »
Preguntas Frecuentes


¿Qué es una hernia?

Una hernia es la salida o protusión de un órgano o parte de un órgano a través de la pared de la cavidad abdominal. Una hernia se produce cuando hay una debilidad o un desgarro de la pared abdominal a consecuencia del envejecimiento, una lesión, una incisión quirúrgica antigua o una afección congénita.

Por lo general, las hernias aumentan de tamaño a causa de la presión ejercida sobre ellas, por ejemplo, un segmento de intestino o tejido graso que empuja a la pared abdominal débil o desgarrado. Como consecuencia de esto se forma una bolsa o saco en la pared abdominal.

Mientras el contenido abdominal que empuja el saco aumenta de tamaño, aparecerá un bulto. A veces este bulto podrá ser reducido o aplanado de manera espontánea o haciendo presión contra el mismo. Aunque una hernia en esta fase, conocida como hernia reducible, no es una situación de urgencia, es probable que sea necesaria la cirugía para repararla.

Si el intestino queda atrapado o es una hernia irreducible, se conoce como hernia incarcerada y puede ser bastante dolorosa. Normalmente el bulto no se puede aplanar y puede ser necesaria una operación inmediata. Una hernia que queda muy atrapada o hernia estrangulada pierde irrigación sanguínea, bloquea el flujo intestinal y precisa una intervención quirúrgica de urgencia.

Desgraciadamente, la hernia no desaparecerá sola. De hecho, las hernias suelen empeorar con el tiempo, lo que hace que la cirugía de reparación de las hernias sea hoy el tratamiento estándar.

 

¿Cuáles son las causas de una hernia?
La pared del abdomen tiene áreas naturales de debilidad potencial. Las hernias pueden desarrollarse en estas u otras áreas debido a un gran esfuerzo sobre la pared abdominal, al envejecimiento, una lesión, una vieja incisión o una debilidad presente desde el nacimiento. La mayoría de las hernias de pared abdominal son adquiridas, es decir se producen por un aumento de la presión intraabdominal. La posición erecta del ser humano, el estreñimiento crónico, la obesidad, los embarazos múltiples, tosedores crónicos, poco ejercicio físico y las cirugía abdominales previas contribuyen al desarrollo de las hernias. Las hernias congénitas (desde el nacimiento) son menos frecuentes. Las hernias pueden ocurrir tanto en niños como adultos y afectar tanto a hombres como a mujeres.

 

¿CÓMO SÉ SI TENGO UNA HERNIA?
Por lo general, los síntomas derivas de las molestias causadas por la dimensión de la hernia y su contenido. Los síntomas van desde ser completamente asintomático hasta estrangulamientos de segmentos de intestino. En general cuando el paciente está en reposo no causan molestias. La actividad física, induce síntomas de plenitud, dolor o simplemente la presencia de un bulto en la región.

Los lugares comunes donde puede aparecer una hernia son: la ingle (inguinales), el ombligo (umbilicales) y el sitio de una operación previa (incisionales).

Por lo general es fácil reconocer una hernia. Tal vez note un abultamiento debajo de la piel. Es posible que sienta dolor al levantar objetos pesados, al toser, al hacer fuerza cuando orina o mueve el vientre, o cuando permanece de pie o sentado durante períodos prolongados.

El dolor puede ser agudo e inmediato o bien un dolor sordo que empeora hacia el final del día.

Dolor severo y continuo, enrojecimiento y sensibilidad son señales de que la hernia puede estar atrapada o estrangulada. Dichos síntomas son motivo de preocupación e indican que debe comunicarse de inmediato con su médico o cirujano.

 

¿Cómo se diagnostica una hernia?
El diagnóstico se estable en la exploración física, al hacer esfuerzo el paciente el saco herniario transmite un impulso que se siente en la mano del explorador. Casi el 30% de los varones desarrollan una hernia a lo largo de su vida, las hernia inguinales son las más frecuentes, la incidencia es máxima durante los primeros cinco años de vida, con un segunda incidencia frecuente entre los 16 y 20 años.

En casos de que exusta duda de si existe esta herrnia se puede recurrir a un examen muy simple que es la Ecografia de partes blandas, que ayudara a dilucidar si el paciente realmente padece de una hernia.

Guardia Vieja 255 Of. 203 - Edificio Europa - Providencia - Santiago - Chile. Los Leones
Teléfono: (56-2) 244 33 68 - Cel: (56 9) 9466 360 59 (Virginia) info@cencolap.cl
WebDesign